Angel Romero, estudiante de finés: “Soy muy finlandés en muchas cosas”

De Ciudad Juárez a Tampere pasando por Institut Nòrdic. Angel Romero se muda a Finlandia con la idea de vivir allí como un finlandés. En esta interesante entrevista nos cuenta su opinión sobre el finés y Finlandia.

Angel Romero: «Finlandia ha cambiado mucho mi mentalidad. Te hace ser más abierto».

 

¿Cuál fue tu primera impresión cuando escuchaste el finés?

Sentí que era un idioma que no se parecía a nada de lo que había oído antes. Lo veía muy complicado y con palabras muy muy largas.

Ahora llevas estudiándolo un par de años. ¿Ha cambiado tu opinión? 

Ahora lo veo más sencillo de lo que me pareció en su momento, quizás porque he tenido contacto con el idioma a nivel personal y eso me ha ayudado bastante. Ya no se me hace tan complicado, aunque lo es.

¿Cuál es el secreto para aprender finés? 

Creo que es importante tener a alguien con quien practicarla pareja, amigos… A mí también me funcionó ver películas en inglés o en español con subtítulos en finés y, en general, todo aquello que permite adquirir vocabulario. Puedo entender muchas conversaciones porque entiendo más o menos el vocabulario utilizado.

Empezaste a aprender finés porque tu pareja es finesaAhora estás preparando la mudanza para ir a Tampere. ¿Pensabas que acabaría ocurriendo eso? 

Cuando mi novia y yo nos conocimos hace casi 7 años, no pensé en ello, pero al año siguiente ya sí. Quería estar con ella y pensé que en un futuro lo más probable es que nos fuéramos a vivir a Finlandia. De hecho, al casarnos ya lo tuve claro.

¿Así que ya tenías claro que podrías vivir en Finlandia?

Sí, lo tenía claro porque la conocí allí. Viví allí dos meses, y aunque fue en verano, la cultura me gustó como para planteármelo.  

 Los mismos finlandeses dicen que Tampere es la ciudad donde les gustaría vivir. Es una ciudad que goza de muy buena fama. ¿Tú lo has notado, en Tampere? 

Sí. Tampere fue la primera ciudad que conocí de Finlandia, donde estuve dos meses. Es más pequeña que Helsinki, pero lo sigues teniendo todo y hay menos tráfico, menos jaleo, y es más barata. Estar cerca de los lagos es un punto a favor. Además, es un lugar con un gran tejido empresarial y trabajo abundante en mi sector, el de la ingeniería.  

¿Qué le atrae de Finlandia a un mexicano de Ciudad Juárez? 

Me atrae mucho el tema de la organización. En mi país no hay demasiado orden y yo soy una persona muy organizada. Cuando viví en Alemania ya lo experimenté y me sentí muy cómodo. En Finlandia las reglas funcionan, los trámites funcionan. Para mí, Finlandia es sinónimo de orden y eficiencia. Se pagan impuestos, pero se ven reflejados en la vida diaria.  

¿Aspiras a integrarte como un finlandés más y obtener la nacionalidad? 

Sí, de hecho, ya me he informado sobre el tiempo que necesito para obtener la nacionalidad finlandesa, y obviamente uno de los requisitos es el finlandés. Después de 4 años, que es lo que necesito, no debería de haber ningún problema para pasar el examen. 

 ¿Te gustan las costumbres finlandesas? 

No he esquiado nunca, pero me gustaría probarlo. Por el resto, soy muy finlandés en muchas cosas. De hecho, soy un adicto al avanto (nadar en invierno en un agujero en el hielo).  Cuando voy a Finlandia siempre me atrevo, haga el tiempo que haga. También me encanta ir a buscar setas al bosque. Estoy adaptado porque voy muy a menudo a Finlandia. 

 ¿Te ha sorprendido haberte adaptado tan rápido? 

Sí, he cambiado mucho mi mentalidad, incluso hasta en cuestiones religiosas. En Finlandia casi toda la población es luterana o agnóstica. Yo soy católico, pero cada vez me hago más liberal en ese aspecto. En México es impensable que te puedas casar en una misma boda con un sacerdote católico y uno luterano. Esas cosas te abren los ojos y te hacen ser más abierto.  

 Te vas a Finlandia habiendo conseguido ya trabajo allí, ¿verdad? 

Sí, he conseguido trabajo en una empresa sueca, Sandvik, que se encuentra también en Finlandia. En todo caso, es una empresa nórdica.  

¿Qué expectativas tienes? 

Va a ser un reto profesional, porque supone avanzar respecto a lo que hacía aquí. Pero también lo va a ser en otro sentido, no tanto por el idioma, porque trabajaré en inglés, sino por la adaptación al ambiente laboral. La cultura empresarial es más abierta. Aquí en la empresa en que trabajaba eran muy tradicionales y allí son muy innovadores, lo que es nuevo para mí. Además, aunque me voy a una empresa internacional, muchas de las personas que hay allí son fineses y hablan en finés, lo que me obligará a aprenderlo mejor para integrarme. También me apuntaré a los cursos que ofrece la empresa para aprender el idioma, algo que considero muy positivo. 

 ¿Cómo son las condiciones laborales que te han ofrecido? 

Son mejores que las de aquí. Hay excepciones, claro, pero en general los salarios son más elevados que en España.  A parte de eso hay muchas ventajas sociales. En la empresa a la que me voy me entregan una tarjeta para actos culturales, que se puede usar para ir a conciertos y eventos. Además, esta empresa cuenta con gimnasio, algo que parece ser habitual en Finlandia. De hecho, tenemos hasta una piscina.  

 ¿Crees que contarás pues con un poder adquisitivo elevado, teniendo en cuenta los salarios y el precio de la vida? 

Sí, muy elevado. Soy afortunado por contar con buena educación y experiencia en poco tiempo y siento que voy a un lugar donde tendré un poder adquisitivo mayor del que imaginaba, porque de los empleos que me ofrecieron este supera de sobras el límite respecto a lo que estaba buscando.
 

Kaffè & Parlå, un intercambio lingüístico y cultural nórdico

Una mesa, una taza y un idioma en común es más que suficiente para pasar un buen rato. Todos lo necesitamos en nuestro día a día, pero en Kaffè & Parla de Institut Nòrdic las conversaciones en las mesas tienen un claro carácter nórdico. Sueco, danés, noruego, finés o islandés son las lenguas que compartirán lugar durante este intercambio lingüístico.

Kaffè & Parlå es un evento de Institut Nòrdic abierto a todo el mundo que quiera practicar o mejorar su nivel de un idioma nórdico. Los participantes intercambian conocimientos de sueco, noruego, danés, finés o islandés con hablantes nativos, siempre bien acompañados de alguna bebida o snack para picar.

La sesión empieza a las 18.30 h de la tarde el último viernes de cada mes. Durante la hora y media que aproximadamente dura el Kaffè & Parlå, se reúnen los asistentes en mesas redondas para poder hablar con la mayor fluidez posible y pasar un buen rato.

Iván Moreno viene regularmente al Kaffè & Parlå e intenta no perderse ningún encuentro. Charla animadamente practicando el noruego que ya empieza a dominar, y señala que es muy bueno tener esta oportunidad de conocer más gente. Para Iván, la cultura noruega fue aquel factor con el que se sintió más identificado y el que le impulsó al estudio de la lengua: “Los noruegos tienen un interés o pasiones similares a las que puedo tener yo. Estoy cogiendo una sensación muy buena viendo cómo viven ellos disfrutando de cosas muy sencillas como la naturaleza”.

Ivan Moreno, estudiante de noruego: «los noruegos tienen un interés o pasiones similares a las que puedo tener yo».

Los países nórdicos son un punto de atracción por muchos motivos, y uno de las atracciones principales es sin duda, el mundo laboral. Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia e Islandia ofrecen oportunidades y condiciones laborales buenas, y precisamente fue el entorno laboral finlandés el que llamó la atención de Luis Alejo. Luis ha estado viviendo en Finlandia una temporada y en un futuro no descarta volver allí. Aunque el finés pueda ser un idioma complicado, asevera que “comunicarse a nivel básico es alcanzable en unos meses, mientras vivía allí llegué a tener un nivel aceptable, por lo menos de hacerme entender. La cuestión es adaptarse al país, comenzar a hablar el idioma, a hacer amigos”.

Luis Alejo: «comunicarse en finés a nivel básico es alcanzable en unos meses».

Pau Fabregat, que en estos momentos estudia danés, contempla la posibilidad de ir a vivir a Dinamarca en un futuro. Esta es su primera vez al Kaffè & Parlå y la primera impresión que destaca a pesar de los primeros nervios es positiva, “me parece bien porque hay comida, bebida, gente para hablar…”. Como aliciente cree que en sus estudios dominar el danés podría serle muy beneficioso.

Pau Fabregat, estudiante de danés: «En Dinamarca tienen un nivel de vida más relajado, son más educados, más cálidos y agradables».

Institut Nòrdic es la única escuela de España en la que se pueden estudiar los cinco idiomas nórdicos. Con una trayectoria de más de 35 años de experiencia y todos los niveles de aprendizaje, IN agrupa casi de 400 alumnos con inquietudes múltiples y diversas. La motivación de los estudiantes puede provenir de su situación familiar, de su afinidad con la cultura nórdica o del interés por futuras oportunidades laborales o educativas.

Laia Olivares estudia sueco en Institut Nòrdic porque le gusta el norte, y considera que Kaffe & Parlå “es una manera de conocer a más gente de Institut Nòrdic y de practicar el sueco”, ya que en su día a día tiene pocas oportunidades para hacerlo.

Laia Olivares, estudiante de sueco: «algunos tópicos de Suecia están exagerados, como que es muy difícil hacer amistades, simplemente la forma de hacerlo es distinta».

Laia conoce bien Suecia, ya que ha viajado al país durante varias veces y piensa que algunos de los tópicos que circulan están exagerados. ¿Por ejemplo? En referencia a las amistades. “No es muy difícil hacer amistades – explica – pero la forma de relacionarse es distinta. Necesitas estar en un club, tener un hobbie…”. También destaca cualidades positivas que ha visto en su cultura: “creo que es una sociedad organizada y tranquila. Se vive con más seguridad”.

Todo el mundo es bienvenido al Kaffè i Parlå, sólo hace falta perder la timidez y dejarse contagiar por la melodía animada de una buena conversación nórdica. El dinamismo que se desprende en los grupos, las canciones improvisadas y un café entre las manos, hacen que el ambiente sea relajado y fluya la comunicación.

Viaje de Institut Nòrdic a Helsinki, Finlandia

Helsinki de invierno vista desde el mar. Al fondo, la Catedral Luterana (Helsingin tuomiokirkko).

Estudiar bien una lengua nórdica conlleva visitar el país del idioma que se estudia. Esta vez, Institut Nòrdic ha organizado un viaje con 20 estudiantes para descubrir la capital finlandesa durante las semanas previas a la Navidad, celebración de los 100 años de Independencia y profundizar el conocimiento del país con visitas cuidadosamente escogidas. Los estudiantes estarán acompañados  y guiados durante la estancia por el profesor de finés Hannu Arvio.

Del 6 al 9 de diciembre, los estudiantes tendrán la posibilidad no sólo de recorrer las calles de Helsinki, sino también de conocer de primera mano algunas instituciones reconocidas del país, como la sede de la televisión y radio nacional finlandesa (YLE) en una visita dirigida por el periodista finés Timo Seppänen. También realizarán otras actividades culturales como una visita a la Opera Nacional de Finlandia (Suomen Kansallisooppera). Los finlandeses son grandes aficionados a todo tipo de música, y la Opera es uno de los pilares de la vida musical en Finlandia. El edificio cuenta con una de las tecnologías más avanzadas y dos auditorios con capacidad para albergar más de mil asistentes de público durante los espectáculos.

Excursión de un día a Porvoo

Porvoo en invierno, uno de los destinos con más encantos de Finlandia

Porvoo es la segunda ciudad más antigua de Finlandia. Se la reconoce por la delicada silueta de las casas rojas de madera que puntean el río Porvoo, y que antiguamente servían para almacenar mercancías. Además de poder admirar esta bonita arquitectura, los estudiantes también tendrán la posibilidad de visitar la Haaga-Helia University y conversar con algunos antiguos alumnos de finés que ahora hacen vida en Finlandia.

Más tarde, será necesario tomarse un respiro en alguna de las bonitas cafeterías de Porvoo, que durante el siglo XIX ya eran un punto de encuentro entre gente de todo el país. Otros lugares con encanto de esta ciudad costera son las distintas fábricas de chocolate que alberga el casco antiguo (Pieni Suklaatehdas), la Catedral de Porvoo o su antigua estación de tren.

En viajes anteriores del instituto, los alumnos también han podido explorar otras ciudades nórdicas como Bergen, Oslo, Copenhague, Estocolmo o Tampere. Una experiencia cultural muy recomendable para complementar los estudios de los idiomas que imparte el centro, y entrar en contacto directo con hablantes nativos y el entorno social de los países nórdicos.

Estudiar finés en Institut Nòrdic

Cuatro estudiantes de finés en Institut Nòrdic de Barcelona nos relatan su experiencia con el idioma en el siguiente vídeo: la primera impresión, lo mejor, las dificultades o el motivo por el que decidieron aprenderlo.

El director finés Ari Rasilainen dirigirá Kullervo en el Auditori

El Auditori de Barcelona celebra el 150 aniversario del compositor finés Sibelius

Rasilainen_Ari_2007a_Foto_unbenannt

El director finés Ari Rasilainen dirigirá Kullervo en el Auditori

Para homenajear el 150 aniversario del nacimiento del legendario músico finés Jean Sibelius (1865-1957), el Auditori de Barcelona ha programado una serie de conciertos en el marco de la Temporada OBC que tendrán lugar los días 12 y 13 de diciembre. La obra musical con la que celebrarán al compositor es Kullervo, basada en el joven protagonista de Kalevala, un poema épico finlandés que contiene más de 20.000 versos.READ MORE