Danés – preguntas frecuentes

Cursos

Todo nuestro profesorado es nativo y cuenta con amplia experiencia a la hora de enseñar idiomas nórdicos a hispano y catalanohablantes.

Rotundamente sí. En los cursos intensivos de verano el profesorado es el mismo y se utilizan los mismos libros que en el curso anual. La diferencia es que en el curso intensivo de verano las clases son diarias, de lunes a viernes, durante casi un mes, mientras que en el anual las sesiones son solo una vez a la semana.

En Institut Nòrdic evaluamos los contenidos asimilados, no la duración del curso. Al final del intensivo de verano obtendrás un certificado conforme has superado cierto nivel matriculado, exactamente el mismo que obtendrías al superar el anual.

Por supuesto, es una de las opciones que permiten a nuestro alumnado aprender dos cursos enteros en solo un año natural.

Niveles

Si no sabes qué nivel tienes, no dudes en hacérnoslo saber y expondremos tu caso al coordinador correspondiente, quien se pondrá en contacto contigo para conocer a fondo tu situación.
Si lo deseas y el grupo no está lleno, puedes asistir de prueba a una clase. Así el profesor comprobará si es tu nivel o si debes probar otro.

Por supuesto. En septiembre, un mes antes del inicio de los cursos anuales, habilitamos durante ciertos días una prueba de nivel para cada idioma. Es gratuita y permitirá a los coordinadores recomendarte a qué curso asistir para un aprovechamiento óptimo de las clases.

Si quieres matricularte en los cursos semintensivos o intensivos de verano y tienes dudas sobre tu nivel, contacta directamente con nosotros.

Certificados de Institut Nòrdic

Si te mudas por motivos de trabajo o de estudios, lo ideal es que preguntes exactamente los requisitos necesarios. Puedes dirigirte a la embajada o el consulado correspondiente para obtener más información (obtén el contacto en la última sección de las FAQ), así como a cualquier otro organismo relacionado con tu puesto laboral o con los estudios implicados.

A diferencia de lo que ocurre en muchos países, en los países nórdicos no es necesario contar siempre con el título oficial, sino que lo que se valora es el nivel demostrable en cualquier entrevista o prueba.

Los certificados que otorga Institut Nòrdic al terminar un curso acreditan que la persona titular ha superado los conocimientos que marca el estándar europeo para el nivel del que se ha examinado y puede demostrarlo mediante cualquier prueba, aunque no son oficiales en ningún país nórdico.

Exámenes oficiales

En nuestro centro solo puedes presentarte al examen oficial de sueco, el Swedex. Desafortunadamente, ningún otro país nórdico permite examinarse oficialmente fuera de sus fronteras, así que deberás contactar con la embajada o el consulado del país nórdico correspondiente para obtener más información.

Vivir en los países nórdicos

Si sabes el idioma, los países nórdicos ofrecen muchas oportunidades laborales de calidad a los profesionales cualificados. Si tienes interés en esta opción, te recomendamos que te pongas en contacto con la embajada o el consulado del país que te interese, así como cualquier asociación profesional de tu sector en el país de destino (obtén el contacto en la última sección de las FAQ). De este modo sabrás los requisitos legales, de idioma o de acreditaciones que necesitarás allí y podrás preparar el camino de manera correcta.

Aprender la lengua del país es fundamental para integrarse socialmente y es un requisito obligatorio para acceder a ciertos puestos laborales, así como para optar a unas condiciones de trabajo como las de un nativo, aunque sí que es cierto que el conocimiento del inglés está muy extendido entre los nórdicos y es fácil poder desenvolverse en este idioma para cuestiones prácticas.

Características y aprendizaje de los idiomas nórdicos

Dispones de distintas opciones. Si no tienes conocimientos, puedes empezar con el curso intensivo de verano y luego matricularte al siguiente nivel en el curso anual. De ese modo podrás hacer los dos primeros cursos en solo 1 año.

Si ya tienes conocimientos o necesitas aprender más rápido todavía, una muy buena opción son las clases particulares. Para más información, consulta la sección de clases particulares de cada idioma.

El sueco, el noruego, el danés y el islandés pertenecen a las lenguas germánicas septentrionales o nórdicas, así que se parecen entre ellas, aunque el islandés es el más diferente de este grupo. Por ello, resultan más fáciles de aprender si se sabe inglés o alemán, ya que comparten cierto léxico y ciertas características.

En cambio, el finés es una lengua fino-úgrica, una rama de las lenguas urálicas. Por ese motivo difiere mucho del resto de las lenguas nórdicas y es difícil encontrar similitudes con otros idiomas europeos que no sean el estonio.

Todo es posible: cuanta más motivación y más empeño pongas, más rápido avanzarás. El tiempo necesario para poder desenvolverse mínimamente en una lengua nueva depende mucho de cada persona y sus ganas de aprender.

En Institut Nòrdic potenciamos la comprensión y la expresión oral y escrita desde el principio. De esta manera, el alumnado comprobará que puede comunicarse desde el primer día, cada vez con conceptos más complejos y elaborados. Se considera que al terminar el segundo curso los estudiantes ya tienen los conceptos gramaticales y el vocabulario esenciales, y pueden entender y expresar ideas cotidianas.

El idioma danés

La gramática es fácil y muy similar al inglés. La sintaxis es más cercana al alemán (inversiones). La dificultad reside en la comprensión y la pronunciación, dado que en el idioma hay mucha distancia de lo hablado a lo escrito. Pero también es un reto muy interesante, porque superado este obstáculo, los otros idiomas escandinavos (excepto finés) son asequibles.

Aprender cualquier idioma es enormemente positivo, enriquecedor y hace crecer como persona. La vía principal para conocer Dinamarca pasa por saber danés. El idioma es importante para todos los que quieren ir a trabajar, estudiar o vivir en este país nórdico. Además, hablar danés abre puertas a otros países escandinavos, ya que sus idiomas son muy parecidos. Y no olvidemos que, al ser un idioma germánico, el danés ayuda a aprender también inglés y alemán.

Además, Dinamarca es un país con una interesantísima oferta de másteres gratuitos (de 2 años de duración) para todos los ciudadanos de la Unión Europea, que además, pueden solicitar la beca del estado danés. Con ella, todos los estudiantes reciben casi 800 € mensuales que no hay que devolver, por lo que saber danés es vital para vivir durante ese tiempo ahí. Si deseas más información, entra en http://www.su.dk/english/.

Sobre todo a aprender noruego, sueco e islandés, pero también inglés, alemán y holandés.

Para una persona que empieza a estudiar danés, los demás idiomas escandinavos resultan muy familiares en poco tiempo. Además, al ser una lengua germánica, ayuda mucho en el aprendizaje del inglés, alemán y holandés.

• Sadan 1 (A1)
• Sadan 2 (A2)
• Sa kan du laere det (B1)
• Det rykker (B2.1)
• Hojt til loftet (B2.2)