Amelia Pérez, informática: «el concepto del fika es algo que estoy interiorizando mucho en mi día a día»

Amelia está estudiando sueco para poder comunicarse mejor con sus compañeros de trabajo.

Esta alicantina trabaja con nórdicos en una “miniescandinavia” en Torrevieja, España. Está muy contenta con las condiciones laborales y se ve a ella misma cada vez más nórdica. Sus estudios de sueco van viento en popa. La gramática le parece sencilla.

Por Hannu Arvio.

Has terminado de trabajar a las tres y cuarto, una hora muy nórdica.

Sí, es una hora muy nórdica, hacemos jornada intensiva todos.

Y parece que eres una gran conocedora de los países nórdicos.

Sí, tengo 120 compañeros de los países escandinavos así que sí, algo sé.

120 compañeros escandinavos en tu trabajo, y ¿cuántos españoles sois?

Somos dos.

Dos contra 120.

Sí, en esta oficina. Luego tengo como 70 u 80 más que están en Escandinavia y vienen de vez en cuando.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando con ellos?

Llevo unos tres años y medio, más o menos.

Se puede decir que te has escandinavizado de alguna manera, en estos tres años.

Sí, la verdad es que ahora lo pienso y como alguna vez me toque irme a una empresa española voy a estar fastidiada.

Cuéntanos un poco esto de Escandinavia, ¿cómo lo notas en tu vida?

En cuanto al entorno laboral es completamente distinto, el foco está mucho más puesto en el trabajador de lo que lo está en las empresas españolas, digamos que se prioriza más la productividad. Y después, a nivel personal yo siempre he sido un poco «escandinava» en el sentido de que no soy una persona que esté constantemente en contacto con sus amigos. Siempre estoy allí, si alguien me necesita sabe que puede contar conmigo, pero no estoy constantemente yendo a casa de otra gente, ni conociendo gente nueva. Eso sí que lo noto mucho con los escandinavos porque por lo menos los que están aquí sí que son mucho de círculos cerrados entre ellos y van a sus bares, a sus restaurantes a sus peluquerías, a sus dentistas… hay de todo escandinavo aquí en Torrevieja. Hay un peluquero sueco, y la gente va al peluquero sueco solo porque es sueco, es muy particular. Así que digamos que en lo que más me he escandinavizado es a nivel laboral. Y en que he descubierto unas cuantas comidas sin las que ya no sabría vivir.

En la empresa se respira un ambiente relajado y se festejan los cumpleaños.

¿Y cuáles son?

El kanelbullar. Tengo una compañera que los hace perfectos y cada vez que los hace, me trae. Y el concepto del fika es algo que estoy interiorizando mucho en mi día a día.

Sí, Fika es una pausa para tomar café y dulces.

Sí, exactamente.

Estás trabajando en Torrevieja en un call center. Dices que los escandinavos viven en su burbuja, pero tú has entrado en su burbuja también

Sí, yo he entrado, pero no es que ellos se cierren, es que ellos prefieren ir a sus sitios simplemente por la comunidad. Creo que es por la comodidad o por el idioma, porque si yo estuviera en Escandinavia y hubiera un bar español, pues seguramente iría al bar porque el camarero me entiende.

Trabajar con una empresa escandinava tiene ciertos beneficios comparándolo con una empresa española, sin generalizar. ¿Podrías definir un poco más cuáles son los beneficios que tú has visto ahí?

Pues para mí, beneficios que puedo contraponer a mis trabajos previos, por ejemplo, el respeto estricto a la jornada laboral, no tener presencialismo. No es mejor trabajador el que se queda media hora después de su jornada laboral para demostrar que le importa más la empresa. No, tú a tu hora te vas y a la hora que tienes que venir, vienes. Sin irte pronto ni llegar tarde, respetando tus horarios laborales, nadie espera que estés trabajando una hora más tarde de tu hora de salida porque se entiende que tú tienes un horario para trabajar. Y si por circunstancias extraordinarias tienes que trabajar fuera de la jornada, pues obviamente tienes tus horas extra remuneradas y si no, pues las libras. También el tema de las vacaciones es muchísimo más flexible, entendiendo que la inmensa mayoría de los trabajadores son extranjeros que viven fuera de sus países y a veces necesitan irse porque tienen que ir a arreglar unos papeles allí o quieren ver a la familia. Yo pido las vacaciones con dos semanas de antelación, no las tengo que pedir ahora para noviembre, mientras se adapten a las necesidades de la empresa nunca hay problema con eso. A nivel de beneficios fuera del salario, pues están el disponer de materiales ergonómicos, disponer de equipos adaptados a las necesidades de los trabajadores; si alguien tiene un problema acústico se le compran unos cascos especiales, si alguien tiene un problema de espalda, se le dan los materiales que necesite para trabajar cómodo y después los beneficios que tenemos disponibles en la oficina. En una empresa española es prácticamente imposible encontrar algo gratuito que no sea una fuente de agua y nosotros en la oficina tenemos fruta disponible todos los días, tenemos una máquina de café, café con leche, té, infusiones, tenemos la fuente del agua y los viernes tenemos un desayuno con fruta, verdura y platos fríos.

Suena muy bien.

Sí, la verdad es que sí.

Amelia solo ha estado en una ocasión en Escandinavia, en Tromsø (Noruega), aunque cada día al entrar en su oficina hace un pequeño viaje a esta zona del mundo.

¿Entonces ves que esta relación laboral va para largo?

Sí, al menos por mi parte. Yo creo que ellos también están contentos conmigo porque al final también la ética de trabajo de un español no es la misma que tienen ellos. Ellos piensan  «me tienes que dar las gracias porque venga a trabajar», por lo menos los que trabajan conmigo son así, y un español no, viene más orientado hacia el trabajo es trabajo.

Me comentaste incluso que en una situación tu jefe te dijo que te tenías que ir a casa porque ya habías cumplido la hora, eran como las tres y cinco.

Sí, algo así, eran cinco o diez minutos pasada la hora. Estaba haciendo algo y se me fue la hora y vino mi jefe y me dijo «¿qué haces aquí todavía? ¿por qué no te has ido ya? si has acabado hace diez minutos».

Esta manera de trabajar en que todo está bien y hay cierta relajación, hay café, hay bollos, hay desayuno, no se hacen horas extra, si se hacen se pagan… todo eso puede conducir a que sea menos eficaz o más eficaz, ¿cómo lo ves tú?

Yo creo que un trabajador contento siempre es más eficaz y supongo que también ese es el objetivo, que si el trabajador está contento y tiene las necesidades cubiertas no tiene que salir fuera. Entre nosotros es raro el que se va a tomar café fuera de la oficina porque si tienes café en la oficina y tienes mesas para comer y tienes tu comedor, no necesitas salir, con lo cual, raro es que te vayas a pasar del tiempo de tu pausa. O si hay mucho trabajo incluso pueden acercarse y decirte «oye, tómate la pausa después y ahora reincorpórate al trabajo». Yo creo que eso es positivo para la productividad, un trabajador contento siempre va a trabajar mejor que alguien que está descontento.

Trabajas con varios nórdicos, con finlandeses, suecos, noruegos, daneses y un islandés, ¿cómo son? ¿hay mucha diferencia?

Hay diferencia entre ellos, diría que los noruegos y lo suecos son más abiertos, los finlandeses son como más suyos, van más a su rollo.  Luego son gente muy amable, son gente que te saluda todos los días y demás, pero van muy a la suya. Los suecos entran, saludan a todo el mundo. Después, a la hora de trabajar, los noruegos son más directos, si te escriben cuatro palabras no escriben ocho, y los suecos al revés, son más de reunión, tras reunión, tras reunión… para tomar una decisión hay que hacer cinco reuniones, tres resúmenes, cuatro consultas a la gente. Están esas pequeñas diferencias que hay entre ellos, también entre el norte y el sur.

¿Te refieres al norte, norte? ¿a Laponia?

Sí, tengo un compañero que es de Laponia, una compañera que es de Alta en Noruega, otra que es de cerca de Kiruna, tenemos unos cuantos que son del norte y ellos son algo independiente al resto. Son más, no quiero decir huraños porque tampoco son huraños, pero son más a la suya y menos latinos, menos cercanos en el contacto personal, más fríos, por así decirlo.

Los días de mucho trabajo, la empresa invita a comer a sus trabajadores.

Tienes una posición excelente para ver a los nórdicos, si tuvieras que decir ¿qué le pareces tú a un nórdico?

A ver, yo soy española y creo que los españoles en general nos parecemos más a los suecos, porque también somos muy de darle vueltas al asunto y de retrasarlo todo. Por mi experiencia con los nórdicos creo que los suecos tienden más a salir de su burbuja, con los noruegos me da la sensación de que tienen sus amigos de toda la vida y prefieren jugar a la Play online con sus amigos de Noruega que salir y conocer gente nueva aquí. Los suecos intentan integrarse, todos los compañeros que tengo que hablan español son suecos, y también hay más suecos inmigrantes de segunda generación. Tengo varios compañeros que son chilenos o colombianos que han ido muy pequeñitos a Suecia y también tenemos alguno que está en Noruega, pero vamos, yo creo que por cercanía de carácter sería más cercana a un sueco que a un noruego o a un finlandés. Daneses es que solamente tenía dos compañeros y ahora sólo queda uno, y él es muy español, la verdad.

¿Tienes planes de ir a vivir al norte en algún momento?  

Pues no sé, la verdad porque a nivel de beneficios sociales están muy por encima de los que tenemos aquí y eso siempre es atractivo, pero por otro lado, el clima no es tan atractivo, para unas vacaciones sí porque a mi me gusta el frío, pero me gusta el frío una semana.

Sí, supongo que por esa razón también el call center está en Torrevieja, y no en la Laponia sueca.

Sí, también. No solamente por los beneficios a nivel económico, pero si que es verdad que en la Comunidad Valenciana y específicamente en la provincia de Alicante, está la mayor colonia de escandinavos fuera de Escandinavia, especialmente en la zona de Torrevieja y en la zona de Altea. De hecho, en Torrevieja hay una concejal que es danesa. Y también se atraen entre ellos, porque si tienes varios amigos que están aquí, que están a gusto, hay varias empresas escandinavas fuertes aquí, también estaba el call center de Norwegian Airlines, está Scansat… puedes rechazar el salario de allí porque el nivel de vida aquí es muchísimo más barato y te puedes venir y disfrutar del sol, que es lo que hace la mayoría.

De 120 empleados, solo dos son españoles. Este call center es una pequeña Escandinavia.

Estás estudiando sueco, ¿ya lo has practicado por ahí en la colonia sueca de Torrevieja?

Lo intento, pero pocas veces. Por ejemplo, cuando viene un sueco a las entrevistas, les recibo en sueco porque son cuatro frases que ya me sé. Yo soy la informática de mi empresa, así que cuando les tengo que explicar cómo van los sistemas me paso al inglés y se quedan con cara de «uy, pero me has hablado en sueco antes» y bueno. en correos y cosas así, escrito más que hablado porque hablado da siempre más vergüenza.

¿Con el sueco tienes alguna meta?

Me gustaría poder comunicarme tanto hablado como escrito. Sé que siempre es más fácil comunicarse con alguien en su lengua materna, y al final yo «resuelvo» los problemas de mis compañeros, así que también es más fácil para ellos explicarme sus problemas en el idioma que ellos conocen que en un idioma que es extranjero para ambos. Y yo con ellos tengo que hablar en inglés casi forzosamente porque en castellano casi ninguno se defiende tanto, y mucho menos a nivel de términos informáticos.

¿El sueco lo ves fácil? ¿difícil?

La gramática no la veo complicada, la gramática la veo muy asumible, la pronunciación la veo más compleja. Eso de tener ocho vocales distintas es confuso pero bueno, yo creo que podré llegar a hablarlo en algún momento, tengo mucha gente con la que practicar.

Le gusta el frío pero solo unos días y ya no puede vivir sin kanelbullar, así que ha encontrado en una empresa escandinava en Alicante el equilibrio perfecto.

¿Tienes alguna estrategia o metodología propia para estudiar?

Pues intento repasar tres o cuatro días después de la clase, y luego utilizo un par de apps, uso Duolingo y uso Babbel, y descubrí hace poquito un blog que se llama «Swedish Pod 101» que tiene muchas palabras y muchos audios y te permite escuchar las palabras repetidas muy despacio, muchas veces, y también eso me ayuda a la hora de coger la pronunciación, porque con la gramática estoy en A1 tampoco es rocket science como decimos en informática, no es que sea una gramática extremadamente compleja. También porque la leo todos los días, me llegan muchos correos en sueco así que tengo que aprender a entenderlos rápido. También veo series y pelis que ya he visto en castellano, me las pongo en sueco con subtítulos en inglés, o con subtítulos en sueco.

¿Podrías recomendar alguna serie?

Pues vi una que me gustó que se llama «Gösta» que es de un psicólogo que es de Estocolmo y se va a tomar viento a la farola y no sabe decir que no. Es muy tragicómica y la verdad es que se les entiende mucho porque tampoco hablan muy rápido. La de «Bron» todo el mundo la recomienda, pero yo no porque la mitad es danés y no entiendo ni jota. Y después descubrí que en Amazon casi todas las pelis infantiles estaban dobladas. Como van a un ritmo más lento y no tienen una historia muy compleja de seguir, pues para coger vocabulario y coger automatismos en la lengua también las recomendaría.

Yo no tengo más preguntas, ¿quieres añadir alguna cosa?  

Me gustaría pedirle a las empresas españolas que se «escandinavicen» un poco y a mi empresa que se «españolice» un poco en la toma de decisiones, porque alguien necesita tomarlas.

Sí, se toman decisiones a lo sueco, que es dando unas cuantas vueltas de más.

Sí, pero juraría que eso es lo único. Mi experiencia con los escandinavos en general es muy positiva, no creo que sea el concepto este que tiene todo el mundo de que son muy fríos o que son muy altivos, para mí no son así. Son gente normal con sus amistades, que cada uno tiene sus caracteres, que te puedes encontrar al finlandés más risueño del mundo y te puedes encontrar al noruego más soso del mundo. La idiosincrasia de cada país va por detrás de la propia personalidad.

Tags: