Kaffè & Parlå, un intercambio lingüístico y cultural nórdico

Una mesa, una taza y un idioma en común es más que suficiente para pasar un buen rato. Todos lo necesitamos en nuestro día a día, pero en Kaffè & Parla de Institut Nòrdic las conversaciones en las mesas tienen un claro carácter nórdico. Sueco, danés, noruego, finés o islandés son las lenguas que compartirán lugar durante este intercambio lingüístico.

Kaffè & Parlå es un evento de Institut Nòrdic abierto a todo el mundo que quiera practicar o mejorar su nivel de un idioma nórdico. Los participantes intercambian conocimientos de sueco, noruego, danés, finés o islandés con hablantes nativos, siempre bien acompañados de alguna bebida o snack para picar.

La sesión empieza a las 18.30 h de la tarde el último viernes de cada mes. Durante la hora y media que aproximadamente dura el Kaffè & Parlå, se reúnen los asistentes en mesas redondas para poder hablar con la mayor fluidez posible y pasar un buen rato.

Iván Moreno viene regularmente al Kaffè & Parlå e intenta no perderse ningún encuentro. Charla animadamente practicando el noruego que ya empieza a dominar, y señala que es muy bueno tener esta oportunidad de conocer más gente. Para Iván, la cultura noruega fue aquel factor con el que se sintió más identificado y el que le impulsó al estudio de la lengua: “Los noruegos tienen un interés o pasiones similares a las que puedo tener yo. Estoy cogiendo una sensación muy buena viendo cómo viven ellos disfrutando de cosas muy sencillas como la naturaleza”.

Ivan Moreno, estudiante de noruego: “los noruegos tienen un interés o pasiones similares a las que puedo tener yo”.

Los países nórdicos son un punto de atracción por muchos motivos, y uno de las atracciones principales es sin duda, el mundo laboral. Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia e Islandia ofrecen oportunidades y condiciones laborales buenas, y precisamente fue el entorno laboral finlandés el que llamó la atención de Luis Alejo. Luis ha estado viviendo en Finlandia una temporada y en un futuro no descarta volver allí. Aunque el finés pueda ser un idioma complicado, asevera que “comunicarse a nivel básico es alcanzable en unos meses, mientras vivía allí llegué a tener un nivel aceptable, por lo menos de hacerme entender. La cuestión es adaptarse al país, comenzar a hablar el idioma, a hacer amigos”.

Luis Alejo: “comunicarse en finés a nivel básico es alcanzable en unos meses”.

Pau Fabregat, que en estos momentos estudia danés, contempla la posibilidad de ir a vivir a Dinamarca en un futuro. Esta es su primera vez al Kaffè & Parlå y la primera impresión que destaca a pesar de los primeros nervios es positiva, “me parece bien porque hay comida, bebida, gente para hablar…”. Como aliciente cree que en sus estudios dominar el danés podría serle muy beneficioso.

Pau Fabregat, estudiante de danés: “En Dinamarca tienen un nivel de vida más relajado, son más educados, más cálidos y agradables”.

Institut Nòrdic es la única escuela de España en la que se pueden estudiar los cinco idiomas nórdicos. Con una trayectoria de más de 35 años de experiencia y todos los niveles de aprendizaje, IN agrupa casi de 400 alumnos con inquietudes múltiples y diversas. La motivación de los estudiantes puede provenir de su situación familiar, de su afinidad con la cultura nórdica o del interés por futuras oportunidades laborales o educativas.

Laia Olivares estudia sueco en Institut Nòrdic porque le gusta el norte, y considera que Kaffe & Parlå “es una manera de conocer a más gente de Institut Nòrdic y de practicar el sueco”, ya que en su día a día tiene pocas oportunidades para hacerlo.

Laia Olivares, estudiante de sueco: “algunos tópicos de Suecia están exagerados, como que es muy difícil hacer amistades, simplemente la forma de hacerlo es distinta”.

Laia conoce bien Suecia, ya que ha viajado al país durante varias veces y piensa que algunos de los tópicos que circulan están exagerados. ¿Por ejemplo? En referencia a las amistades. “No es muy difícil hacer amistades – explica – pero la forma de relacionarse es distinta. Necesitas estar en un club, tener un hobbie…”. También destaca cualidades positivas que ha visto en su cultura: “creo que es una sociedad organizada y tranquila. Se vive con más seguridad”.

Todo el mundo es bienvenido al Kaffè i Parlå, sólo hace falta perder la timidez y dejarse contagiar por la melodía animada de una buena conversación nórdica. El dinamismo que se desprende en los grupos, las canciones improvisadas y un café entre las manos, hacen que el ambiente sea relajado y fluya la comunicación.