Aprendre un idioma nòrdic, obrir una porta al nord

Actualmente, aprender sueco, noruego, danés, finés o islandés es una alternativa realmente interesante para muchos

Actualment, aprendre suec, noruec, danès, finès o islandès és una alternativa realment interessant per a molts

Suècia, Dinamarca, Noruega, Finlàndia i Islàndia tenen en total 27 milions d’habitants. Des del país més gran, Suècia, fins al més petit, Islàndia, els països nòrdics destaquen al món pel seu model de societat del benestar, la qualitat de vida, la igualtat d’oportunitats i l’elevat nivell econòmic.

READ MORE

Mauricio Ortiz, de Bogotá a Oslo: “He recomendado mi trayectoria a mucha gente”

A veces la vida da muchas vueltas (y muy bonitas). Y eso es lo que le ha ocurrido a Mauricio Ortiz, un ingeniero mecánico originario de Bogotá, Colombia. Después de dos años en Oslo se encuentra en Barcelona, donde trabaja y estudia noruego para poder regresar al país de sus sueños lo más pronto posible. ¡Conoce su historia!

Hay mucho mar entre Bogotá y Oslo. ¿Cuál fue el inicio de toda esta aventura?
Partí de Colombia a España cuando tenía 20 años. Estudié 4 años ingeniería mecánica en León. Después de terminar la carrera tenía que hacer un máster, y vine a Barcelona porque me gustaba la ciudad. Luego entré en otro máster que era muy internacional, con muchos estudiantes de muchos países, y entre esas personas estaba mi novia, Camila, que es del norte de Noruega. Después decidimos continuar la vida en Oslo.

¿Por qué Oslo?
Oslo es la capital de Noruega, hay más integración, hay más cultura, más oportunidades e incluso el clima es más suave que en resto del país. Ya llevamos casi dos años allí.

Ahora vives temporalmente en Barcelona trabajando y estudiando en Institut Nòrdic. ¿Cuándo piensas volver a Oslo?
Depende mucho de conseguir un trabajo profesional de lo que he estudiado. En Noruega tienes que saber noruego, sino estás muy limitado en el mercado laboral.

¿En qué nivel estás ahora?
Estoy en B2. Ya que estoy en Barcelona decidí continuar estudiando el idioma para no perder el ritmo.

¿Qué te parece el noruego como idioma?
Me parece un alemán fácil. La gramática es sencilla; la pronunciación, difícil. Esa es mi conclusión. Entenderlo es un poco complicado al haber muchísimos dialectos, en total unos 400. Primero aprendes el estándar de Oslo y después lo vas ampliando.

Tu novia Camila es del norte de Trondheim. ¿Se habla muy distinto allí?
Sí. Toda su familia habla en dialecto, pero cuando ella se encuentra en Oslo habla bokmål, que es lo que se habla normalmente en la capital.

¿Y tú también tienes que enfrentarte a esa realidad de varios dialectos?
Sí, claro. De hecho, tal variedad me parece bien, porque al final aprendes más. Y me gusta mucho porque ves que el noruego es una lengua muy viva, pero hay que decir que todo esto genera retos.

Tu proyecto personal es quedarte a vivir en Noruega. ¿Qué te atrae de ese país?
¡Muchas cosas! Primero, la forma de vida. Se vive muy, muy bien allí, a pesar de que el clima es complicado. Pero a mi personalmente el frío no me molesta. También hay mucha tranquilidad en muchos aspectos: si tienes trabajo, estás bien. El bienestar social es de los mejores del mundo, no tienes que preocuparte de la educación de tus hijos, no hay problemas de vivienda, las jornadas laborales se respetan mucho, las vacaciones son buenas y las bicis no hace falta atarlas. ¡Todo está muy bien! El país da muchísimo. Y la gente es súper amable.

¿En Colombia se puede conseguir esa tranquilidad?
¡Imposible! Es como el agua y el fuego. Allí es todo lo contrario. Y si lo cuento en Bogotá ni siquiera me creen. A veces piensan que estoy exagerando. Hay mucho desconocimiento sobre el norte de Europa. Y si se conoce algo es el frío, y todos sabemos que el frío lo arreglas con buena ropa. Además, en verano no hace.

Antes de conocer a Camila, ¿Habías pensado mudarte al norte de Europa?
Siempre me había atraído, pero el punto final fue conocerla.

¿Recomendarías tu camino a otros?
Lo he hecho con mucha gente. Todos los que han conocido Noruega han quedado encantados.

¿Te ves de aquí a unos años como un noruego más? ¿Esquiando, subiendo al monte y desfilando en el 17 de mayo (día nacional) con la bandera noruega ondeando bien alta?
Sí, efectivamente.

 

Cursos semiintensivos enero-junio 2019

Aprende un idioma nórdico con los cursos semiintensivos de Institut Nòrdic

Matrícula abierta para los cursos semiintensivos 2019

Descripción de los cursos

Los cursos semiintensivos de sueco, noruego, danés y finés están diseñados para avanzar rápido. Los alumnos llegan a adquirir los mismos conocimientos que estudiando en un curso anual (octubre – junio), pero en menos tiempo de clase. Un curso semiintensivo es una manera excelente de empezar a conocer el idioma y la cultura de los países nórdicos. También es una buena opción para los que quieren aprender un idioma antes de ir a algún país nórdico o para continuar estudiando más adelante en niveles más altos.

Las plazas son limitadas, máximo 12 alumnos por grupo.

Duración

22 semanas, 1 h 45 min a la semana, según cada idioma. Inicio el 7 de enero hasta el 18 de junio de 2019.

 

Horarios

Sueco nivel A1

  • Grupo A ma 15.30-17.15 h

Noruego nivel A1

  • Grupo A lu 15.30-17:20h

Danés nivel A1

  • Grupo A ju 16.00-17.45 h

Finés nivel A1

  • Grupo A vi 16.00-17.45 h

 

Matrícula

La matrícula está abierta hasta inicio de curso o hasta completar las plazas. Hay dos maneras de hacer la matrícula, presencialmente en Institut Nòrdic o a través del formulario online disponible en nuestra web.

Precio

460 €, material, matrícula y certificado de Institut Nòrdic incluidos.

 

Certificados

Los cursos de verano dan derecho a la expedición de un certificado en el que consta la totalidad de horas cursadas y el nivel alcanzado.

Profesorado

Sueco: Amanda Monjonell Mansten y Dea Mansten.
Noruego: Martine Hansen.
Danés: Bibi Hansen.
Finés: Hannu Arvio.

 

Horarios de atención al público hasta el 21/12/18:

Mañanas de lunes, miércoles y viernes: de 09.45 a 11.45h
Lunes tarde: de 17 a 20h
Tardes de martes a jueves: de 15:30 a 20h
Viernes tarde: de 15.30 a 17h

 

 

Viatge a Oslo 2018: des dels víkings fins a allò més modern

Institut Nòrdic fem quelcom més que estudiar idiomes, també viatgem. Segons la nostra filosofia, conèixer els països nòrdics és una part fonamental del camí de l’aprenentatge de l’idioma. Per aquest motiu, cada curs visitem una o dues ciutats nòrdiques. 

El Museu dels Vaixells Víkings reuneix les embarcacions víkingues millor conservades del món. Foto: Johan Berge

Després d’haver estat a Hèlsinki, Estocolm, Copenhaguen, Göteborg, Bergen i Tampere, aquest cop marxem a Oslo del 6 al 9 de desembre. Durant el viatge, com és costum a Institut Nòrdic, obrim la porta una mica més enllà del que pot experimental un turista normal. La nostra proposta per al viatge d’Oslo uneix història i actualitat, sense oblidar la gastronomia i l’època nadalenca, la qual cosa, sense dubtes, decora bé un viatge programat per a les dates prèvies a Nadal. 

Noruega és un país modern, però a la vegada té una història llarga i interessant. És per això que un viatge a Oslo ens ofereix una bona possibilitat de conèixer les arrels de la cultura noruega, fent una visita al Museu dels Vaixells Víkings i escoltant especialistes sobre la història d’aquests pobles. 

Per conèixer la part més moderna de la ciutat, hem escollit visitar l’Òpera d’Oslo, un clar exemple d’arquitectura de primeríssima línia als països nòrdics. A més, la visita ens permetrà accedir als indrets menys coneguts, com són la zona entre bastidors, les sales d’assaig, els vestuaris, tallers i tot allò que es necessita per escenificar produccions d’òpera, ballet o música clàssica en general. 

L’edifici de l’Òpera, inspirat en una llenca de glaç que emergeix del mar, va guanyar el Festival Mundial d’Arquitectura el 2008. Foto: Nancy Bundt

Si pensem en un país on les coses funcionen, la població se sent feliç i on gairebé el total de la població té feina, segur que ens ve al cap Noruega. L’atur oscil·la entre el 3 – 4%, la qual cosa significa pràcticament la plena ocupació, i a més, els sous i les condicions laborals són dignes. Per saber com és possible aquest miracle al món actual, completarem la visita dirigint-nos a l’oficina del servei d’ocupació d’Oslo.

Els assistents al viatge estaran acompanyats durant tot el temps pels professors d’Institut Nòrdic, Martine Hansen (noruec) i Hannu Arvio (finès).

Aprender finés: una experiencia lingüística única

Por Hannu Arvio, profesor de finés en Institut Nòrdic

En Institut Nòrdic puedes experimentar cómo es el idioma finés y cómo se aprende

«¿Cómo es el finés? —o finlandés, el termino que también se usa para definir el nombre del idioma».
«¿Cuál es la mejor manera de aprenderlo?»
«El finés tiene fama de ser complicado… ¿es verdad o es un mito?»
«¿Yo lo podría aprender?»

Estas son algunas de las preguntas que se pasan por la cabeza a las personas que están pensando en estudiar finés, y a las que esperamos poder dar respuesta.

No obstante, responder con exactitud es complicado, puesto que todos somos diferentes y nuestra capacidad y la manera de aprender idiomas varía. Algunas personas pueden dedicar mucho tiempo a los estudios y, en cambio, otras ni siquiera tienen tiempo para abrir el libro entre clase y clase. Además, vivimos en entornos distintos; no es lo mismo aprender finés viviendo en Finlandia, en un entorno completamente finlandés, que asistir a clase una vez por semana y fuera del país.

Uno de los aspectos más importantes para valorar si el finés es complicado para un hispanohablante es su lejanía respecto al español. Sin duda, aprender portugués o italiano es mucho más sencillo que cualquier idioma que resulte tan distinto del materno, como es el caso del finés.  Al preguntar a cualquier habitante de Finlandia si le ha sido difícil aprender su lengua (suomi, en finés), contestará que no le ha costado nada y que ni siquiera ha pensado que estaba aprendiendo algo. Como cualquier hablante, un finlandés también aprende a comunicarse en su idioma materno con fluidez sin reparar en que está haciendo algo extraordinariamente laberíntico.

Pero los que no lo tienen como lengua materna, con el finés se enfrentan sin duda a algo diferente. Se distingue del español en muchos elementos y de ahí viene su dificultad principal; pero no todo es así. A continuación, puedes ver algunos de sus aspectos típicos. Sí, es obvio que es muy diferente al compararlo con el español, pero, por otra parte, tiene particularidades que no resultan tan complejas.

Sufijos

A las palabras se les añaden todo tipo de sufijos que funcionan como preposiciones, posesivos, plurales, complementos directos o, incluso, como gesticulaciones o entonaciones. De hecho, la gramática del finés gira mucho alrededor de los sufijos, que a veces llegan a formar una larga cola detrás de la palabra que aporta mucha información:

barco = laiva
en barco = laivassa
en mi barco = laivassani 
¿en mi barco? = laivassaniko?
en mi barco (insistiendo) = laivassanipa
en mi barco (más  moderado) = laivassanihan
en mis barcos también = laivoissanikin

Además, algunas veces hay que establecer una raíz para poder realizar cambios consonánticos o añadir los sufijos necesarios:

Helsinki+ssä = Helsingissä (en Helsinki)
vesi = vedessä (en agua)
syödä+maan = syömään (a comer)

Los cambios causados por los sufijos pueden dar dolores de cabeza a los estudiantes de finés, pero tienen su lógica, y además no hace falta aprendérselos de memoria. Se pueden consultar casi todos en Internet, por ejemplo, en el diccionario de Kotus (Instituto de Idiomas de Finlandia) https://www.kielitoimistonsanakirja.fi/

Inexistencia de género

Ni los nombres ni los pronombres tienen género. En ese sentido, el finés es un idioma prácticamente neutro. Para ‘él o ella’ se usa la misma palabra: hän.

Vocabulario propio

Al ser un idioma que no tiene sus raíces en el latín, el finés cuenta con un vocabulario muy diferente. Además, para mantener su originalidad, se han impulsado los vocablos propios, e incluso hoy en día genera neologismos a partir de su terminología. Por ejemplo, cuando en tu móvil abres una aplicación, en Finlandia abres sovellus, que viene del verbo soveltaa, ‘aplicar’. Eso sí, el finés hablado es a veces muy aventurero y busca influencias de fuera. Muchas veces se usa la palabra appi o äppi para ‘aplicación’. De todos modos, los estudiantes de finés tienen que prestar mucha atención en aprender vocabulario y mantenerlo activo.

Pronunciación

Hablar finés fonéticamente bien no conlleva ninguna dificultad para un hispanohablante. Es sencillo; es algo que uno aprende sin esfuerzo extra, simplemente escuchando y hablando el idioma.

Verbos

Los tiempos verbales no son complicados. Hay un presente y tres pasados. El finés tiene seis grupos principales de verbos y apenas hay irregulares. Eso sí, tiene muchos verbos y definen con exactitud cada acción, por lo tanto, hay que aprender una gran cantidad. La conjugación es parecida a la del español: cada persona se conjuga:

Puhua = hablar
Minä puhun = yo hablo
Sinä puhut = tú hablas
Hän puhuu = él/ella habla
Me puhumme =nosotros hablamos
Te puhutte = vosotros habláis
He puhuvat = ellos/ellas hablan

Futuro

El finés no tiene tiempo verbal para el futuro. Se usa simplemente el presente, que normalmente se acompaña de una expresión de tiempo, como por ejemplo ‘mañana’ (huomenna), ‘en verano’ (kesällä) o ‘el año que viene’ (ensi vuonna).

Lengua hablada (puhekieli)

Una cosa es el finés estándar y otra cosa es el que se habla. Puhekieli es una variación del finés, economizado para un uso más informal cuando uno se comunica en un ambiente que lo permite. Es una mezcla de dialectos, de maneras de hablar y de diferencias generacionales y culturales. No es lo mismo para todos, sino que varía según quien hable y en qué contexto lo haga:

minä olen = yo soy (finés estándar)
mä oon = yo soy (finés puhekieli en sur de Finlandia)

Casos

El finés no tiene preposiciones, pero lo que sí tiene son 15 casos, cada uno con su plural. La gran mayoría de ellos corresponden a preposiciones, pero algunos no tienen equivalencia en el español. Por lo tanto, puede costar un poco cogerles el tranquillo. A continuación, algunos casos declinados:

en barco = laivassa
de barco = laivasta
al barco = laivaan
por el barco = laivalla
los barcos (plural determinado) = laivat
barcos (plural indeterminado) = laivoja

Es importante mantener la motivación…

Para aprender finés hay que tener, sobre todo, ganas, disciplina y motivación. El inicio de esta tarea enorme, que es aprender un idioma nuevo, suele fluir con mucho entusiasmo; pero a la que surgen los primeros apuros, peligra la motivación. Durante esos momentos bajos que cualquier estudiante de idiomas afronta de vez en cuando, lo más aconsejable es pensar en el futuro. Recordar otra vez por qué se decidió estudiar finés y qué es lo que puede aportar en la vida.

…y vivir en finés

Ir a clase de finés es una manera eficaz de aprender el idioma, pero muchas veces no es suficiente, en especial si no se habla esta lengua en el entorno del estudiante. En este caso, más vale empezar a crearlo uno mismo. Hay muchas maneras. Las aplicaciones, los buzones de correo, los medios sociales, etc., se pueden configurar en finés. Igualmente, hay muchos recursos y muy variados en ese idioma a los que acudir: música, programas de radio, series, películas, aplicaciones educativas, literatura, blogs o vídeos de youtubers. Pero lo más importante es conocer a algún finlandés y, además, mantener la relación en finés.

Margarida Plana, CEO y propietaria de EoEnergia: “Animo a las empresas a que hagan negocios allí”

Margarida Plana: “Creo que cuando eres mayor aprendes idiomas de forma diferente, es más sencillo”

Según Margarida Plana, CEO y propietaria de EoEnergia, apasionada del norte e ingeniera, los países nórdicos son excelentes para visitar como turista, pero también muy interesantes para establecer negocios. Ella estudia noruego porque ve que es una manera buena de generar confianza con sus clientes y, además, le encantan los idiomas.

¿Cuál es el perfil de tu empresa?

Ofrecemos innovación ligada a la energía, no solo renovable, sino a la eficiencia energética. Trabajamos en herramientas y estrategias que mejoren el comportamiento energético y la gestión de los recursos de los clientes. Por ejemplo, estamos trabajando en Aviapolis, un proyecto que está desarrollando una nueva ciudad eficiente al lado del aeropuerto de Helsinki.

Siendo una empresa de aquí, podríamos pensar que su actividad está centrada en soluciones en nuestro entorno, pero la has enfocado mucho a los países nórdicos. ¿Por qué?

No es del todo así. Yo abrí la empresa en 2009 y tenemos parte de los clientes aquí, pero siempre nos llamó mucho Europa. En verano de 2015 fui a Noruega. En febrero de 2016 volví otra vez. Al final de la dark season ese azul ártico me enamoró, y empecé a partir de ese año a aprender noruego. Dio la casualidad que en el congreso Smart City de Barcelona conocí gente de Helsinki, Göteborg y Oslo. Y una cosa llevó a la otra.

¿Qué hay de diferente allí en cuestiones energéticas?

Que allí todo se enfoca de forma distinta. Allí se procura que cualquier edificación, infrastructura, actividad industrial o forma de transporte sea energéticamente eficiente (escuelas, aeropuertos, hoteles…). Esta visión encaja perfectamente con nuestros proyectos y nuestra forma de funcionar.

¿En qué se diferencian los países nórdicos del resto?

Cuando volvemos de allí estamos todos más relajados. Los nórdicos tienen una forma muy distinta de hacer las cosas: respetan la naturaleza, las personas, el medio ambiente y la forma de hacer las cosas en general. Esto es lo que nos atrajo. Están centrados en las personas.

¿Qué sensación tienes al entrar en una oficina en Escandinavia?

Al principio parece que el ambiente sea más cerrado, pero a la que te conocen un poco ya no es así. Esta primera barrera se supera fácilmente si uno se interesa por la cultura de sus clientes. Además, las oficinas tienen una gestión distinta del espacio, una forma más dinámica, abierta y relajada.

¿En los países nórdicos has encontrado muchas oportunidades de negocios?

Animo a las empresas a que hagan negocios allí. Yo además de clientes tengo partners. Cuando haces un proyecto no eres experto en todo y necesitas personas que conozcan el lugar. Les invito asimismo a participar en proyectos en la zona mediterránea.

Has viajado mucho al norte, sobre todo al norte de Noruega. ¿Qué es lo que te gusta tanto?

A mi marido y a mí el paisaje nos apasiona. Svalbard nos tiene enamorados. Iríamos cada verano y cada invierno una temporada. La verdad es que nos gusta muchísimo el norte. A parte de Svalbard, hemos viajado al norte de Noruega (Lofoten, Senja, Tromsø, Sunnmøre), al norte de Finlandia (Ivalo y el lago Inari) así como a Groenlandia, Islandia y las Islas Faroe.

¿Qué te parece el idioma noruego?

En mi caso ha sido fácil. Empecé el año pasado, pero he hecho 4 cursos en dos años lectivos. Creo que cuando eres mayor aprendes idiomas de forma diferente, es más sencillo. Del noruego lo que más cuesta es la pronunciación. Además de catalán y castellano, hablo francés, italiano, inglés, flamenco, chino, y ahora noruego. Desde el punto de vista de hacer negocios, hablar el idioma del país con quien haces tratos es muy interesante. Claro que podemos trabajar en inglés, pero hablar el idioma del cliente beneficia la relación y el proyecto. Tengo que decir que cuando digo que aprendo noruego, no solo mis clientes noruegos, sino también mis clientes de Suecia y Finlandia se ponen muy contentos y me toman más en serio.

Has dicho que aprender idiomas de mayor es más fácil. Normalmente se suele decir que cuesta más. ¿Por qué consideras que es así?

Porque los aprendes porque quieres. Creo que enfocas la forma de aprender de forma distinta. La mente está mucho más relajada. Además, siendo adulto eres más práctico.

http://eoenergia.com/es//

Anabel Real, cantante de ópera y licenciada en Traducción e Interpretación: “Para mí, escuchar es la clave para aprender sueco”

Desde el nivel principiante hasta el B1 (tercer curso) en solo un año y medio. Es lo que ha conseguido esta soprano políglota que cree que para avanzar rápido en los idiomas no hay que verlos como una obligación. Le gusta escuchar música, pódcast, leer y ver series y películas; y lo hace también para estudiar sueco.

Anabel en una actuación reciente en el Auditorio Municipal de Ourense

¿Por qué estudias sueco?
No tengo un motivo exacto. Me gustan las lenguas, he estudiado muchas y el sueco siempre me ha llamado la atención.

¿Qué idiomas sabes?
Catalán, castellano, inglés, alemán, italiano, francés, sueco, y sabía algo de polaco. Siempre me han interesado los países nórdicos, pero antes de apuntarme quise hacerme una idea de cómo era la lengua y vi que entendía muchas cosas gracias a hablar alemán. Encuentro muchas similitudes con las raíces de las palabras, los verbos… Me apasiona comparar las palabras en distintas lenguas.

Desde el punto de vista de una cantante de ópera, ¿cómo suena el sueco?
Tiene sonidos que en otras lenguas no utilizo. Por ejemplo, la letra a suena a veces como una melodía. Es una lengua en la que la entonación es importante porque influye en el significado de las frases, cosa que no ocurre en otras que conozco, como el alemán.

¿Crees que ser cantante de ópera y dominar la sonoridad te facilita aprender sueco?
Creo que mi oído musical me ha ayudado mucho en todas las lenguas que he aprendido. Tengo memoria visual, pero mi memoria auditiva es mucho mejor; aprendo muy rápido simplemente escuchando. Cantar ópera puede que ayude, ya que estudiamos mucha fonética y eso me ayuda a identificar cómo se colocan los sonidos en la boca y reproducirlos más fácilmente que otras personas.

Así que captas más fácilmente la sonoridad…
Sí, por ejemplo, cuando la profesora indica que el sonido de una a es diferente al de otra, lo noto.

¿Estás pensando en incluir algún repertorio en sueco?
Sí. He pensado en incluir algunas piezas de Stenhammar, Alfvén, Norqvist, Peterson-Berger o Sibelius, un compositor que, aunque no es sueco, tiene canciones en este idioma.

Solo llevas un año y medio estudiando y ya estás en el B1 (tercer curso). Has avanzado muy rápido. ¿Qué te parece el idioma en sí?
Creo que el sueco puede resultar más sencillo en función de las lenguas que ya hablas. Yo por defecto lo comparo siempre con el alemán, que es el idioma que utilizo cada día y, claro, al no tener declinaciones y no conjugar los verbos, se aprende más rápido. Difícil no es, pero hay otras cosas especiales, como palabras muy largas que cuesta más recordar cómo se escriben. El mismo sonido se puede escribir con diferentes grafías.

Te encanta acudir al Kaffè i Parlå, el intercambio lingüístico que se celebra en Institut Nòrdic cada dos meses, ¿verdad?
Sí. Cuando empecé hace año y medio, fui a la primera sesión. No podía hablar, pero entendía. Luego, por cuestiones de trabajo no pude volver y, cuando lo hice, encontré una chica sueca y noté que ya podía mantener una cierta conversación. ¡Solo en un año! Aquello me animó mucho a seguir.

Muchas veces los estudiantes acaban creando una metodología propia para avanzar con el idioma. ¿Cuál es tu metodología de aprendizaje?
Para mí, escuchar sueco es la clave, e Internet facilita mucho encontrar material, tanto pódcast como vídeos en que puedes descubrir gente que habla de temas interesantes, como libros, películas o series. También suelo leer bastante en el idioma cuando alcanzo un cierto nivel. Lo importante es que para aprender no debes verlo como una obligación. Hay que incluir cosas agradables en el día a día, escuchar música de ese país, cantarla, pronunciarla…

¿Profesionalmente te verías en Suecia?
Mañana mismo me iría si me contrataran. No he mirado las posibilidades que hay, pero es cuestión de ponerse a buscar agentes, audiciones… Nunca se sabe…

¿Hay alguna palabra que hayas aprendido que te guste en especial?
En la clase se habla mucho de cultura sueca y me encanta el concepto de fredagsmys que consiste en juntar a toda la familia en un día y hora determinados para comer, ver películas, charlar, desconectar… Yo no lo he hecho nunca en casa y me parece muy atractivo.

Canal de Youtube de Anabel Pérez Real, soprano

 

Series nórdicas en emisión actualmente en España (II): Noruega, Finlandia e Islandia

Desde gánsteres en Noruega hasta un barco danés atracado en Islandia y que alberga un asesino dentro, pasando por las aventuras de una disparatada comunidad vikinga. Noruega, Finlandia e Islandia producen cada vez más series y más interesantes.

 

Noruega

Al igual que contamos en nuestra entrada sobre las series danesas y suecas, Noruega corrobora la diversidad y calidad de la ficción nórdica. En este momento se emiten hasta siete series noruegas en diversas plataformas españolas.

Zona Fronteriza (Grenseland o Borderline) – Netflix

Cuenta la historia de un inspector de policía que encubre un caso de asesinato para proteger a su familia. Cuando su compañera sospecha que algo está ocurriendo, su trabajo correrá peligro.
Protagonizada por: Tobias Santelmann, Ellen Dorrit Petersen, Benjamin Helstad

 

Norsemen (Vikingane) – Netflix

Norsemen es una serie de vikingos, pero no una serie al uso, sino en tono de comedia. Es una divertida parodia sobre una comunidad vikinga que vive en la aldea de Norheim, allá por el 790 d. C.  Como buenos vikingos, solucionan todos sus problemas con violencia y se pasan el día saqueando, robando y esclavizando a otros pueblos, pero de una forma bien disparatada.
Reparto: Kåre Conradi, Silje Torp, Nils Jørgen Kaalstad

 

Lilyhammer – Netflix

Tras testificar contra la mafia, el gánster retirado Frank Tagliano participa en un programa de protección de testigos y pide que lo envíen a Lillehammer, Noruega, donde piensa que estará a salvo. Bajo el nombre de Giovanni Johnny Henriksen, retomará su vida criminal mediante extorsiones y otros trabajos poco legales, todo ello gracias a la ayuda de nuevos amigos noruegos y algún que otro romance.
Protagonizada por: Steven Van Zandt, Trond Fausa, Steinar Sagen

 

Young and promising (Unge lovende) – Filmin

Elise vuelve a Oslo desde Los Angeles, donde dice triunfar como monologuista, para renovar su permiso de turista. En realidad trabaja como mascota de un centro comercial, pero no quiere confesarlo. Ya en casa se reencuentra con sus amigas Nenne, escritora en ciernes, y Alex, aspirante a actriz. Su primera sorpresa será descubrir que su padre va a ser de nuevo papá…

La respuesta nórdica a series como Girls o Fleabag, pero con tres treintañeras de Oslo.
Reparto: Siri Seljeseth, Gine Cornelia Pedersen, Alexandra Gjerpen

 

Valkyrien –Filmin

Ravn es un médico que trabaja en el hospital más prestigioso de Oslo y solo vive para curar la enfermedad terminal que padece su mujer. Leif, un peculiar individuo obsesionado con el apocalipsis nuclear, trabaja en la conservación y el mantenimiento de los refugios subterráneos que usaron los noruegos durante la Segunda Guerra Mundial. Ambos llegarán a un pacto que desencadenará consecuencias fatales.

Serie ganadora de tres premios Golden Screen, los premios de la televisión noruega.
Reparto: Sven Nordin, Pål Sverre Hagen, Pia Halvorsen, Ellen-Birgitte Winther, Mikkel Bratt Silset

 

Norwegian cozy (Koselig med peis) – Filmin

Georg vuelve a casa con su padre, Frank, en el pueblo donde también vive su madre y su hermano pequeño. Georg quiere ser padre, pero teme acabar siendo un cascarrabias como Frank. Mientras intenta no volverse loco, empieza a escribir cartas a su futuro hijo a la vez que busca una madre adecuada. Cuando un miembro desconocido de la familia aparece de repente, la familia da un vuelco que la obligará a permanecer unida.
Reparto: Anders Baasmo Christiansen, Anders Danielsen Lie, Stein Winge, Tone Danielsen, Kristin Kajander, Martin Mölsted

 

Varg Veum – Filmin

La plataforma Filmin también permite ver en formato serie las películas creadas para televisión protagonizadas por el detective Varg Veum.
Imprescindible para los amantes del thriller nórdico y los seguidores de Wallander.

Reparto: Trond Espen Seim, Bjørn Floberg

NRK.no (programas en el extranjero)

Para aquellas personas que conozcan en idioma noruego, la cadena estatal de televisión noruega NRK dispone de una amplia selección de programas en abierto y en versión original subtitulada en noruego. Entre ellos se encuentran varias series, a las que se puede acceder desde cualquier punto del mundo.

 

Finlandia

Deadwind – Netflix

Pocos meses después de sufrir una trágica pérdida, la inspectora Sofia Karppi investiga el asesinato de una mujer vinculada a una constructora de Helsinki.
Reparto: Pihla Viitala, Lauri Tilkanen, Jani Volanen

 

 

Islandia

Cerramos el repaso a las series nórdicas que se pueden ver actualmente en España con la serie islandesa Atrapados.

Esta serie de TV relata cómo un ferry con trescientos pasajeros procedente de Dinamarca atraca en el puerto de un pequeño pueblo islandés cuando arrecia en la zona una fuerte tormenta de nieve. El barco no puede abandonar el puerto hasta que pase la tormenta y las principales carreteras están intransitables. Un cuerpo mutilado y sin identificar aparece en el agua, asesinado hace tan sólo unas horas. El jefe de la policía local, Andri Olafssun, se percata de que el asesino ha desembarcado en su pueblo. Mientras los rumores se propagan, la tranquilidad se convierte en caos y tanto los pasajeros del ferry como los habitantes del pueblo entienden que todos son posibles sospechosos y que hay un asesino atrapado entre ellos.

Atrapados (Ófærð) – Movistar Plus
Reparto: Ólafur Darri Ólafsson, Ilmur Kristjánsdóttir, Ingvar Eggert Sigurðsson

 

¿Has visto alguna de las series de este post? ¿Qué te han parecido? ¿Conocías la existencia de todas ellas? ¿Echas a faltar alguna?

Institut Nòrdic lanza Aula Virtual

Como novedad de este año, lanzamos dos grupos, uno de sueco y uno de finés, en Institut Nòrdic Aula Virtual.

 

Una clase de idiomas en Aula Virtual es prácticamente igual que una presencial, con la diferencia que puedes asistir estés donde estés. El entorno en Internet incluye todos elementos esenciales para el aprendizaje.

  1. Contacto audiovisual a tiempo real y 100% ininterrumpido con el profesor y con los demás estudiantes
  2. Pizarra digital
  3. Chat instantáneo
  4. Posibilidad de compartir la pantalla y documentos

Además, las sesiones quedan grabadas y estarán disponibles durante 7 días después de la clase.

 

Horarios

Sueco nivel A1.1

  • Lunes 16:00-16.55 h, 21/01/19-17/06/19
  • Máximo 6 personas por grupo
  • 20 sesiones de una duración de 55 minutos en directo con el profesor + una sesión técnica personalizada antes de iniciar el curso + una sesión de examen oral después de acabar el curso.
  • Profesora: Amanda Monjonell Mansten
  • Precio 230 euros + material (consulta los detalles pulsando en el botón de abajo).
 Antes de matricularte, lee toda la información aquí:

Finés nivel A1.1

  • Martes 18.00-18.55 h, 22/01/19-11/06/19
  • Máximo 6 personas por grupo
  • 20 sesiones de una duración de 55 minutos en directo con el profesor + una sesión técnica personalizada antes de iniciar el curso + una sesión de examen oral después de acabar el curso.
  • Profesor: Hannu Arvio
  • Precio 230 euros + material (consulta los detalles pulsando en el botón de abajo).
Antes de matricularte, lee toda la información aquí:

Joan Casanovas: “Dinamarca es un país con sentido común”

Joan Casanovas: “Felicidad no significa vivir sonriendo todo el rato sino estar en un entorno en el que te sientes a gusto”

Para Joan Casanovas, las razones que le impulsaron a estudiar danés son sobre todo familiares. Joan está casado con una danesa y tiene dos hijos ya adultos con doble nacionalidad española-danesa. Este economista y empresario ya conoce Dinamarca y a los daneses muy bien, pero quiere saber más y para eso estudiar el idioma es fundamental.

¿Puedes comunicarte en danés?READ MORE