Margarida Plana, CEO y propietaria de EoEnergia: “Animo a las empresas a que hagan negocios allí”

Margarida Plana: “Creo que cuando eres mayor aprendes idiomas de forma diferente, es más sencillo”

Según Margarida Plana, CEO y propietaria de EoEnergia, apasionada del norte e ingeniera, los países nórdicos son excelentes para visitar como turista, pero también muy interesantes para establecer negocios. Ella estudia noruego porque ve que es una manera buena de generar confianza con sus clientes y, además, le encantan los idiomas.

¿Cuál es el perfil de tu empresa?

Ofrecemos innovación ligada a la energía, no solo renovable, sino a la eficiencia energética. Trabajamos en herramientas y estrategias que mejoren el comportamiento energético y la gestión de los recursos de los clientes. Por ejemplo, estamos trabajando en Aviapolis, un proyecto que está desarrollando una nueva ciudad eficiente al lado del aeropuerto de Helsinki.

Siendo una empresa de aquí, podríamos pensar que su actividad está centrada en soluciones en nuestro entorno, pero la has enfocado mucho a los países nórdicos. ¿Por qué?

No es del todo así. Yo abrí la empresa en 2009 y tenemos parte de los clientes aquí, pero siempre nos llamó mucho Europa. En verano de 2015 fui a Noruega. En febrero de 2016 volví otra vez. Al final de la dark season ese azul ártico me enamoró, y empecé a partir de ese año a aprender noruego. Dio la casualidad que en el congreso Smart City de Barcelona conocí gente de Helsinki, Göteborg y Oslo. Y una cosa llevó a la otra.

¿Qué hay de diferente allí en cuestiones energéticas?

Que allí todo se enfoca de forma distinta. Allí se procura que cualquier edificación, infrastructura, actividad industrial o forma de transporte sea energéticamente eficiente (escuelas, aeropuertos, hoteles…). Esta visión encaja perfectamente con nuestros proyectos y nuestra forma de funcionar.

¿En qué se diferencian los países nórdicos del resto?

Cuando volvemos de allí estamos todos más relajados. Los nórdicos tienen una forma muy distinta de hacer las cosas: respetan la naturaleza, las personas, el medio ambiente y la forma de hacer las cosas en general. Esto es lo que nos atrajo. Están centrados en las personas.

¿Qué sensación tienes al entrar en una oficina en Escandinavia?

Al principio parece que el ambiente sea más cerrado, pero a la que te conocen un poco ya no es así. Esta primera barrera se supera fácilmente si uno se interesa por la cultura de sus clientes. Además, las oficinas tienen una gestión distinta del espacio, una forma más dinámica, abierta y relajada.

¿En los países nórdicos has encontrado muchas oportunidades de negocios?

Animo a las empresas a que hagan negocios allí. Yo además de clientes tengo partners. Cuando haces un proyecto no eres experto en todo y necesitas personas que conozcan el lugar. Les invito asimismo a participar en proyectos en la zona mediterránea.

Has viajado mucho al norte, sobre todo al norte de Noruega. ¿Qué es lo que te gusta tanto?

A mi marido y a mí el paisaje nos apasiona. Svalbard nos tiene enamorados. Iríamos cada verano y cada invierno una temporada. La verdad es que nos gusta muchísimo el norte. A parte de Svalbard, hemos viajado al norte de Noruega (Lofoten, Senja, Tromsø, Sunnmøre), al norte de Finlandia (Ivalo y el lago Inari) así como a Groenlandia, Islandia y las Islas Faroe.

¿Qué te parece el idioma noruego?

En mi caso ha sido fácil. Empecé el año pasado, pero he hecho 4 cursos en dos años lectivos. Creo que cuando eres mayor aprendes idiomas de forma diferente, es más sencillo. Del noruego lo que más cuesta es la pronunciación. Además de catalán y castellano, hablo francés, italiano, inglés, flamenco, chino, y ahora noruego. Desde el punto de vista de hacer negocios, hablar el idioma del país con quien haces tratos es muy interesante. Claro que podemos trabajar en inglés, pero hablar el idioma del cliente beneficia la relación y el proyecto. Tengo que decir que cuando digo que aprendo noruego, no solo mis clientes noruegos, sino también mis clientes de Suecia y Finlandia se ponen muy contentos y me toman más en serio.

Has dicho que aprender idiomas de mayor es más fácil. Normalmente se suele decir que cuesta más. ¿Por qué consideras que es así?

Porque los aprendes porque quieres. Creo que enfocas la forma de aprender de forma distinta. La mente está mucho más relajada. Además, siendo adulto eres más práctico.

http://eoenergia.com/es//

Jordi Martín, director y fundador de Nordicthink: “los nórdicos son como su diseño”

Jordi Martín: “Empezamos con la página web primero, pero en seis meses ya abrí un salón de exposición”

Jordi Martín se enamoró de la manera de trabajar de los daneses, fundó su empresa de diseño nórdico en el momento perfecto y el éxito ha sido rotundo. Estudia danés para profundizar sus conocimientos sobre Dinamarca y para estar al tanto de lo que ocurre en el diseño nórdico.

Háblanos de tu relación con Dinamarca, ¿Cómo empezó todo y cuándo?

Me dedico a este sector desde hace casi 20 años, y en un momento determinado empecé a trabajar con Fritz Hansen, una gran marca danesa. Me llamó mucho la atención su manera de trabajar y cómo tenían todo organizado. Y a partir de entonces comencé a fijarme más en el diseño escandinavo en general y en el danés en particular. No tardé mucho en decidir que quería centrarme en el diseño escandinavo.

¿Supongo que tu relación con Dinamarca se ha profundizado a partir de entonces?

Sobre todo, hago visitas profesionales cortas, y cada año sin falta voy a la Feria del Mueble de Estocolmo, la más importante del sector, donde encuentro absolutamente todo lo que me interesa.

¿Por qué decidiste constituir tu propia empresa, Nordicthink?

Por varias cosas. Se despertó mi propio interés cuando empecé a trabajar con la estética nórdica, que coincidió con el tiempo en que aparecieron marcas nórdicas nuevas y los diseñadores daneses jóvenes empezaron a despuntar especialmente. Marcas como Hay, Muuto o &tradition que son ahora mismo muy importantes, tienen casi tienen la misma edad que mi empresa. Era una oportunidad de trabajar en algo nuevo, y además, en el año 2009 y en plena crisis, estas marcas apostaron por precios asequibles. Se juntó todo, y pensé que ahí había una gran posibilidad.

¿Cómo te ha ido?

Pues, muy bien. La verdad es que desde el primer momento funcionó. Empezamos con la página web primero, pero en seis meses ya abrí un salón de exposición. Yo mismo me sorprendí de la respuesta tan rápida. Eso sí, durante los primeros meses la gente me preguntaba que de qué iba esto.

…y a ti te pareció, que en un salón barcelonés encajaría, por ejemplo, una silla nórdica…

Las marcas empezaban a diseñar también, adaptándose a los gustos de fuera de Escandinavia. Capturaban lo mejor del diseño danés, actualizándolo. Efectivamente el tiempo me ha dado la razón con el éxito del diseño nórdico en lo que a mobiliario se refiere. Y es que al estar ya allí, hemos tenido una posición privilegiada. Nos aprovechamos de alguna manera de la inercia positiva que empezó a aparecer progresivamente en aquellos años.

Todo lo que es nórdico se ha puesto de moda, y han aparecido muchas marcas de este tipo. ¿Cómo lo has notado en tu negocio?

Ha sido una locura, incluso se ha desvirtuado un poquito el concepto más puro. Pero a  nosotros nos ha ido muy bien esa tendencia porque ya estábamos muy bien situados.

¿Qué es lo que diferencia un mueble danés de un mueble español?

Cada vez se han ido mezclando más los diseños, pero la diferencia radica principalmente en que los diseños nórdicos son de líneas muy sencillas. Eso se da prácticamente siempre. También hay que destacar el uso de los materiales. En el caso concreto de las maderas, suelen ser maderas mejor tratadas, más naturales y con un tacto más agradable. Aquí la gente está acostumbrada a materiales muy barnizados, muy protegidos, incluso con brillo. Ha costado explicar que la madera natural envejecida también es bonita. Asimismo, el uso de la luz es diferente. Con menos intensidad de luz el resultado es igualmente bueno. Así pues, la iluminación, las maderas y  las líneas sencillas son las características nórdicas más representativas.

¿Los nórdicos como personas van acorde con su diseño?

¡Totalmente! Se nota ya en la gestión misma de las empresas. Visitas oficinas en Copenhague y ves que están abiertas, no hay un despacho para el jefe, y da la sensación que todo el mundo está en el mismo nivel, todo es más relajado, lo que supone un contraste con nosotros. Además, se trasmite mucho en los productos, con diseños muy tranquilos, honestos, muy sencillos. No tienen truco, por decirlo así. Todo es muy transparente, tal cual. La relación es muy fácil. Es muy fácil ponerse de acuerdo con un danés, todo se hace muy rápido, son como su diseño.

¿Te sorprendió la eficacia nórdica?

Indiscutiblemente. La optimización de los recursos, el pragmatismo, y cómo de ágiles pueden llegar a ser en hacer gestiones es algo extraordinario allí.

Empezaste hace siete años. ¿Contento?

Sí, la evolución ha sido muy positiva. La primera conclusión es que tuve mucha suerte y muy buen ojo cuando me pareció que aquellos productos tenían un gran potencial en el futuro. Es una gran satisfacción pensar que estuvimos en el momento adecuado y con la gente adecuada, y que a pesar de las complicaciones fui casi el único que prestó atención a las marcas nórdicas. Y aún es mejor cuando ves que el tiempo te da la razón.

Además de importar diseño nórdico a España, estudias danés en Institut Nòrdic. ¿Qué tal te va con el idioma?

Me gusta mucho ir a las clases. Me lo paso muy bien y disfruto mucho. En este momento ya puedo entender más cosas. Por ejemplo, ya puedo seguir gente en Instagram en danés. Incluso me compro revistas de diseño danesas.

https://es.nordicthink.com/

Joan Casanovas: “Dinamarca es un país con sentido común”

Joan Casanovas: “Felicidad no significa vivir sonriendo todo el rato sino estar en un entorno en el que te sientes a gusto”

Para Joan Casanovas, las razones que le impulsaron a estudiar danés son sobre todo familiares. Joan está casado con una danesa y tiene dos hijos ya adultos con doble nacionalidad española-danesa. Este economista y empresario ya conoce Dinamarca y a los daneses muy bien, pero quiere saber más y para eso estudiar el idioma es fundamental.

¿Puedes comunicarte en danés?READ MORE

Un Primavera Sound nórdico

La artista islandesa Björk actuará en el Primavera Sound 2018 (31 de mayo)

Días: del 30 de mayo al 3 de junio de 2018 (Barcelona).

El line-up del Primavera Sound de este año ha confirmado ser una delicia para todos los amantes de la música nórdica. La cantante islandesa Björk pisará por primera vez el escenario del Parc del Fòrum de Barcelona en la decimoctava edición del festival, y lo hará para presentar ‘Utopia’, su último trabajo publicado. La acompañaran en este certamen musical alrededor de otras 200 bandas entre las que se encuentran diez grupos nórdicos como Lykke Li (Suecia), Lindstrøm (Noruega) o Aleksi Perälä (Finlandia).READ MORE

Kaffè & Parlå, un intercambio lingüístico y cultural nórdico

Una mesa, una taza y un idioma en común es más que suficiente para pasar un buen rato. Todos lo necesitamos en nuestro día a día, pero en Kaffè & Parla de Institut Nòrdic las conversaciones en las mesas tienen un claro carácter nórdico. Sueco, danés, noruego, finés o islandés son las lenguas que compartirán lugar durante este intercambio lingüístico.

Kaffè & Parlå es un evento de Institut Nòrdic abierto a todo el mundo que quiera practicar o mejorar su nivel de un idioma nórdico. Los participantes intercambian conocimientos de sueco, noruego, danés, finés o islandés con hablantes nativos, siempre bien acompañados de alguna bebida o snack para picar.

La sesión empieza a las 18.30 h de la tarde el último viernes de cada mes. Durante la hora y media que aproximadamente dura el Kaffè & Parlå, se reúnen los asistentes en mesas redondas para poder hablar con la mayor fluidez posible y pasar un buen rato.

Iván Moreno viene regularmente al Kaffè & Parlå e intenta no perderse ningún encuentro. Charla animadamente practicando el noruego que ya empieza a dominar, y señala que es muy bueno tener esta oportunidad de conocer más gente. Para Iván, la cultura noruega fue aquel factor con el que se sintió más identificado y el que le impulsó al estudio de la lengua: “Los noruegos tienen un interés o pasiones similares a las que puedo tener yo. Estoy cogiendo una sensación muy buena viendo cómo viven ellos disfrutando de cosas muy sencillas como la naturaleza”.

Ivan Moreno, estudiante de noruego: «los noruegos tienen un interés o pasiones similares a las que puedo tener yo».

Los países nórdicos son un punto de atracción por muchos motivos, y uno de las atracciones principales es sin duda, el mundo laboral. Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia e Islandia ofrecen oportunidades y condiciones laborales buenas, y precisamente fue el entorno laboral finlandés el que llamó la atención de Luis Alejo. Luis ha estado viviendo en Finlandia una temporada y en un futuro no descarta volver allí. Aunque el finés pueda ser un idioma complicado, asevera que “comunicarse a nivel básico es alcanzable en unos meses, mientras vivía allí llegué a tener un nivel aceptable, por lo menos de hacerme entender. La cuestión es adaptarse al país, comenzar a hablar el idioma, a hacer amigos”.

Luis Alejo: «comunicarse en finés a nivel básico es alcanzable en unos meses».

Pau Fabregat, que en estos momentos estudia danés, contempla la posibilidad de ir a vivir a Dinamarca en un futuro. Esta es su primera vez al Kaffè & Parlå y la primera impresión que destaca a pesar de los primeros nervios es positiva, “me parece bien porque hay comida, bebida, gente para hablar…”. Como aliciente cree que en sus estudios dominar el danés podría serle muy beneficioso.

Pau Fabregat, estudiante de danés: «En Dinamarca tienen un nivel de vida más relajado, son más educados, más cálidos y agradables».

Institut Nòrdic es la única escuela de España en la que se pueden estudiar los cinco idiomas nórdicos. Con una trayectoria de más de 35 años de experiencia y todos los niveles de aprendizaje, IN agrupa casi de 400 alumnos con inquietudes múltiples y diversas. La motivación de los estudiantes puede provenir de su situación familiar, de su afinidad con la cultura nórdica o del interés por futuras oportunidades laborales o educativas.

Laia Olivares estudia sueco en Institut Nòrdic porque le gusta el norte, y considera que Kaffe & Parlå “es una manera de conocer a más gente de Institut Nòrdic y de practicar el sueco”, ya que en su día a día tiene pocas oportunidades para hacerlo.

Laia Olivares, estudiante de sueco: «algunos tópicos de Suecia están exagerados, como que es muy difícil hacer amistades, simplemente la forma de hacerlo es distinta».

Laia conoce bien Suecia, ya que ha viajado al país durante varias veces y piensa que algunos de los tópicos que circulan están exagerados. ¿Por ejemplo? En referencia a las amistades. “No es muy difícil hacer amistades – explica – pero la forma de relacionarse es distinta. Necesitas estar en un club, tener un hobbie…”. También destaca cualidades positivas que ha visto en su cultura: “creo que es una sociedad organizada y tranquila. Se vive con más seguridad”.

Todo el mundo es bienvenido al Kaffè i Parlå, sólo hace falta perder la timidez y dejarse contagiar por la melodía animada de una buena conversación nórdica. El dinamismo que se desprende en los grupos, las canciones improvisadas y un café entre las manos, hacen que el ambiente sea relajado y fluya la comunicación.

Jannina Korhonen: “Los estudiantes quieren aprender algo más que un idioma”

Jannina Korhonen, profesora de sueco en Institut Nòrdic

Los nórdicos suelen ser polifacéticos, pero Jannina Korhonen destaca incluso entre ellos. Empieza el día con una sesión de ashtanga, continúa enseñando sueco y, si hay suerte, acaba por la noche en algún club escuchando su grupo underground  favorito, Inquisición. Además de ser profesora de sueco, Jannina lo es también de inglés, castellano y matemáticas. Nació en Mikkeli, en la zona de los lagos de Finlandia, ha estudiado en Tampere y vivido en Estocolmo. READ MORE

Viaje de Institut Nòrdic a Helsinki, Finlandia

Helsinki de invierno vista desde el mar. Al fondo, la Catedral Luterana (Helsingin tuomiokirkko).

Estudiar bien una lengua nórdica conlleva visitar el país del idioma que se estudia. Esta vez, Institut Nòrdic ha organizado un viaje con 20 estudiantes para descubrir la capital finlandesa durante las semanas previas a la Navidad, celebración de los 100 años de Independencia y profundizar el conocimiento del país con visitas cuidadosamente escogidas. Los estudiantes estarán acompañados  y guiados durante la estancia por el profesor de finés Hannu Arvio.

Del 6 al 9 de diciembre, los estudiantes tendrán la posibilidad no sólo de recorrer las calles de Helsinki, sino también de conocer de primera mano algunas instituciones reconocidas del país, como la sede de la televisión y radio nacional finlandesa (YLE) en una visita dirigida por el periodista finés Timo Seppänen. También realizarán otras actividades culturales como una visita a la Opera Nacional de Finlandia (Suomen Kansallisooppera). Los finlandeses son grandes aficionados a todo tipo de música, y la Opera es uno de los pilares de la vida musical en Finlandia. El edificio cuenta con una de las tecnologías más avanzadas y dos auditorios con capacidad para albergar más de mil asistentes de público durante los espectáculos.

Excursión de un día a Porvoo

Porvoo en invierno, uno de los destinos con más encantos de Finlandia

Porvoo es la segunda ciudad más antigua de Finlandia. Se la reconoce por la delicada silueta de las casas rojas de madera que puntean el río Porvoo, y que antiguamente servían para almacenar mercancías. Además de poder admirar esta bonita arquitectura, los estudiantes también tendrán la posibilidad de visitar la Haaga-Helia University y conversar con algunos antiguos alumnos de finés que ahora hacen vida en Finlandia.

Más tarde, será necesario tomarse un respiro en alguna de las bonitas cafeterías de Porvoo, que durante el siglo XIX ya eran un punto de encuentro entre gente de todo el país. Otros lugares con encanto de esta ciudad costera son las distintas fábricas de chocolate que alberga el casco antiguo (Pieni Suklaatehdas), la Catedral de Porvoo o su antigua estación de tren.

En viajes anteriores del instituto, los alumnos también han podido explorar otras ciudades nórdicas como Bergen, Oslo, Copenhague, Estocolmo o Tampere. Una experiencia cultural muy recomendable para complementar los estudios de los idiomas que imparte el centro, y entrar en contacto directo con hablantes nativos y el entorno social de los países nórdicos.

Estudiar finés en Institut Nòrdic

Cuatro estudiantes de finés en Institut Nòrdic de Barcelona nos relatan su experiencia con el idioma en el siguiente vídeo: la primera impresión, lo mejor, las dificultades o el motivo por el que decidieron aprenderlo.