10 razones para aprender danés

Existen muchas razones por las que querer aprender danés, nosotros hemos seleccionado 10 motivos que podrás leer a continuación. ¡Esperamos que encuentres el tuyo!


1. Hacerte valer profesionalmente

la-ciudad-desde-la-torre-de-san-salvador-copenhague-dinamarca

Dinamarca está considerado uno de los mejores países europeos en el que trabajar. Si estás buscando empleo allí, saber danés será una facultad decisiva en el momento de apostar por una vacante. El país tiene alrededor de 6 millones de habitantes y para todos ellos el danés es su lengua materna y aquella que utilizan en el día a día. Aunque los daneses dominan muy bien el inglés, si buscas encontrar un trabajo en Dinamarca, pronto te sentirás perdido sin haberlo estudiado.

 2. Acceder a una educación gratuita

La educación en Dinamarca es gratuita para los ciudadanos de países miembros de la Unión Europea, por lo que si piensas en presentarte a un estudio universitario como un grado, un máster o un doctorado en Dinamarca, tener conocimientos de danés te facilitará todavía más estar entre los futuros estudiantes. Además de tener una educación gratuita, también puedes optar a una beca de 700 € al mes que el gobierno otorga si estudias en Dinamarca y trabajas de 10 a 15 horas semanales.

3. Estudiar danés, un curso acelerado de supervivencia

Si te planteas una estancia en Dinamarca, la mejor manera de empezar a prepararte es con el conocimiento del idioma. Para interactuar con los locales en el día a día, empezar a hacer nuevos amigos, no perderse en el transporte público, la red de carriles bici o vivir situaciones en las que puedas necesitar ayuda, saber danés es importante y de gran utilidad.

4. Encontrar la felicidad danesa

Dinamarca es un país feliz y los daneses a menudo son descritos como los “mediterráneos del norte”, son extrovertidos y socializan alegremente con todo aquel que se preste. No pierdas la oportunidad de acceder a la gente que te rodea y evitar ser el único al que los locales tengan la obligación de dirigirse en inglés por educación.

5. Seguir las reglas de etiqueta danesas

Si estás invitado en alguna casa danesa, por ejemplo, se esperará que te descalces cuando entres a su casa. Cada país tiene sus particulares modales de comportamiento en sociedad, y es bueno saberlos con anterioridad para actuar con consecuencia en las distintas situaciones que vas a encontrarte. También es buena idea preparar algún dulce danés o traer un buen vino en las cenas. Saber formular saludos o dar las gracias en danés de buen seguro que mejorará la impresión que ofrezcas a tus anfitriones.

6. Conocer la cultura delhygge”

hygge

El esfuerzo de aprender danés muestra interés en el estilo de vida de los daneses y dominar el idioma hará sentirte incluido entre los demás. Hay muchas palabras en danés, como por ejemplo el hygge, que son claves para entender su cultura y son casi imposibles de traducir a otro idioma. Hygge significa calidez, normalmente expresada como un ambiente cómodo y acogedor. Se basa en disfrutar de los placeres más simples con amigos o la familia, una búsqueda del bienestar y celebración de la felicidad en toda regla.

7. El arte danés de narrar historias

The Little Mermaid, Copenhagen

Las series danesas de ficción triunfan en el mundo últimamente logrando éxitos sin precedentes: Forbrydelsen, Borgen, Broen o 1864, todas ellas producidas en Dinamarca, seducen por igual y cada día a más adeptos. Ya sean dramas históricos o thrillers políticos, las producciones televisivas tienen en común la narración de historias locales con temas universales. Pero no es la primera vez que en cuestiones universales sobresalen las producciones danesas. Ya en el siglo XIX, el narrador danés Hans Christian Andersen supo transmitir en sus cuentos escenarios que reunían los grandes temas de la vida e hicieron volar la imaginación a todo aquel que quisiera sumergirse en sus historias.

8. Wienerbrød, un dulce para ocasiones especiales

IMG_1844

El Wienerbrød es una especialidad de Dinamarca. Prepararlo y comerlo es parte de la cultura danesa, y está tan asociado al país que se lo conoce en el extranjero simplemente como “Danish”. Si quieres tener acceso a los mejores secretos culinarios y descifrar las recetas de los dulces sin problemas, sólo tienes que aprender danés.

9. Si sabes danés comerás mejor en Torvehallerne

Foto: Arnaud-Hauchon

Foto: Arnaud-Hauchon

Se trata del mercado de comida más grande de la ciudad de Copenhague. En él podrás buscar y encontrar infinitas variedades de especialidades locales y de otros países. ¿Pero cómo entender cuáles son los platos que están escritos en la pizarra, pedir lo que más te apetece? Saber danés es un paso para ahuyentar las dudas y tomar la mejor decisión. Encontrarás desde deliciosos aperitivos al estilo danés (smørrebrod) a productos frescos como el pescado recién salidos del mar.

10. Dominarás otras lenguas nórdicas

Estudiar danés te abre la puerta al resto de países escandinavos, ya que un sueco, un noruego y un danés pueden entenderse mutuamente con cierta facilidad en una conversación. El danés es un idioma germánico, y también se utiliza en el norte de Alemania, que cuenta con una minoría de unos 50.000 hablantes daneses. Lingüísticamente, el danés es un idioma rico en vocales (9 distintas) y con una gramática que no presenta complicaciones.

 

Mar Schoenenberger