Viaje de Institut Nòrdic a Bergen, Noruega

Una visita obligatoria en Bergen es el mercado de pescado. Fotografía de Robin Strand.

Como cada año, Institut Nòrdic organiza un viaje a un país nórdico, en años anteriores ha sido a Copenhague, Oslo, Estocolmo, Uppsala, Helsinki y Tampere entre otras ciudades nórdicas. Este año el destino es Bergen, Noruega. El grupo de 25 asistentes al viaje está formado por estudiantes de todos los idiomas nórdicos que estarán acompañados por Hannu Arvio y Martine Hansen, profesores de finés y noruego respectivamente en Institut Nòrdic. 

La ciudad portuaria de Bergen, es la segunda mayor de Noruega y una puerta de entrada a la inagotable belleza de los fiordos que alberga el país. Bergen está emplazada entre montañas, hecho que la convierte en una zona ideal para experimentar el encanto natural paisajístico nórdico con escenarios repletos de glaciares y cascadas de agua.

En cuatro días se podrá recorrer a pie el centro moderno de la colorida Bergen y también admirar a bordo de un crucero la naturaleza más salvaje de Noruega. Será una oportunidad única para profundizar durante un tiempo breve en la cultura y las tradiciones del país nórdico. Además, los asistentes al viaje podrán conocer la experiencia de vivir en Noruega de cuatro españoles afincados en Bergen para intercambiar opiniones y saber de primera mano cómo es el día a día en el país.

Martine Hansen explica que para aprender un idioma es imprescindible viajar a un país y conocer su cultura, y en Institut Nòrdic esto lo valoramos mucho – a lo que añade – A mí personalmente, Bergen me encanta.”

El primer día, será una toma de contacto con la ciudad para recorrer el centro histórico, ver los edificios antiguos, deambular por el mercado de pescado (Fisketorget) o adentrarse en alguno de los museos como el Bergen Kunsthall, de arte contemporáneo. Al día siguiente se irá a Bryggen,¡ para explorar con una visita guiada todos los recodos de este histórico barrio situado al nord-oeste de Bergen: visita al Bryggens Mueseum, Det Hanseatiske Museum y un paseo tranquilo entre las casas de colores declaradas patrimonio mundial de la UNESCO.

Para degustar la esencia de Noruega no debe faltar una buena cata de la gastronomía más local en el afamado restaurante Søstrene Hermelin, especializado únicamente en pescado desde 1926.

Finalmente, el último día se aprovechará para tomar el crucero que nos conducirá durante tres horas por el fiordo Osterfjorden (en Hordaland) de 27 kilómetros de longitud y el canal Mostraumen, de 60 metros de ancho y 650 metros de largo. Para terminar el día se cogerá el Fløibanen, un tren cremallera que conduce hasta llegar a la montaña de Fløien y disfrutar de las vistas espectaculares de toda la ciudad.

Bergen es la segunda ciudad de Noruega. Panorama desde Fløyen, Bergen. Fotografía de Sverre Hjørnevik.